Miércoles, 18 Junio 2014 00:00

Aboga porque se disminuya la disparidad de género en el mercado laboral

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Directora General del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial, PROINDUSTRIA, considera oportuno que en el país se continúen reduciendo los altos niveles de disparidad de género en el mercado laboral, ya que eso contribuiría diametralmente al crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, per cápita.

Considera "graves" las cifras que desvela la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, y la  organización Internacional del Trabajo, OIT, de que la participación femenina en el mercado laboral de la República Dominicana es la más baja entre 15 países de América Latina y el Caribe estudiados.

Señala que múltiples estudios demuestran que la participación de la mujer en el mercado de trabajo es fundamental en el binomio de crecimiento y estabilidad.

"Como nación, tenemos el reto de revertir esas estadísticas negativas reveladas por la CEPAL y la OIT, apoyándonos en otros estudios que indican que el mayor volumen de mujeres de todo el mundo que podrían contribuir en mayor medida a sus respectivas economías, viven en países de economías emergentes y en desarrollo", subraya. Ese dato fue arrojado por un estudio de la OIT.

Considera que la incorporación de la mujer al mercado laboral implica la creación de más trabajo, ya que algunos analistas sostienen que la reducción de la disparidad de género  contribuye a duplicar los puestos laborales, dado que las tareas domésticas pasan a ser realizadas por otras mujeres menos calificadas cuando la dueña de casa sale a trabajar.


"Pero hay otros detalles que toman en cuenta esos estudios, y es que en el proceso de envejecimiento de las economías, una mayor participación femenina en el mercado laboral puede estimular el crecimiento al reducir el impacto de la reducción de la mano de obra", sostuvo.

Afirma que en la medida en que se incrementan las oportunidades para las mujeres, en esa misma medida se registra un mayor desarrollo económico en las economías en desarrollo, por ejemplo a través de un aumento de la matrícula escolar de las niñas

Hizo mención del fenómeno que registran algunas economías emergentes, en donde los procesos de crisis colocan a la mujer como reemplazó en muchos casos del hombre como proveedor en el hogar, ante la desconcertante realidad del desempleo.

"En los países desarrollados, las mujeres producen casi el 40 por ciento PIB, sin contar el valor de las tareas domesticas,  que elevan ese porcentaje por  encima de la mitad, según estimaciones documentadas", manifestó.

"Existen normas internacionales, incluidos los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que establecen la igualdad de género en cuanto al acceso al empleo, el derecho a recibir igual remuneración, y la prohibición del hostigamiento sexual, entre otras cosas. Sin embargo, la persistente deficiencia en la aplicación de esas normas y la falta de medios para hacerlas cumplir las ha vuelto ineficaces", según el trabajo Las Mujeres, el Trabajo y la Economía.

Izquierdo,  señaló que hay que frenar la marginación de que es objeto la mujer en la vida económica para facilitar con su participación activa en el aparato productivo la promoción del desarrollo.

Visto 1353 veces

Enlaces de interés

311galerialogo dominicanasaipgobierno abiertomapObservatoriopresidencia-logo1 mic-logo-1 hacienda-logo-1 atrabajo-logo-1 aduanas-logo-1dgii-logo-1 cierd-log-1  idss-logo-1

Redes sociales

Rss Feed